La cerradura electrónica

Las cerraduras electrónicas están ganando peso en las puertas de las viviendas y de los negocios progresivamente, pues son fáciles de manipular y de usar y, al mismo tiempo, proporcionan más seguridad que las cerraduras tradicionales.

La cerradura electrónica. Aplicaciones.

Suelen instalarse por lo general en las puertas de entrada a edificios, en zonas privadas, en el acceso a empresas o en cuartos de hotel. No obstante, su uso en viviendas se está multiplicando en los últimos tiempos, ya que los propietarios se están percatando de las muchas ventajas y de la alta seguridad que las cerraduras electrónicas ofrecen a cambio de precios asequibles.

Funcionamiento de la cerradura electrónica.

El funcionamiento dependerá de cada modelo. No obstante, por lo general, las cerraduras electrónicas de entrada funcionarán con un código que habrá que introducir en un teclado; las cerraduras electrónicas en portones podrán abrirse por medio de un mando a distancia; las cerraduras de cuartos de hotel se valdrán de una tarjeta que habrá que insertar en una ranura para entrar.

Las cerraduras electrónicas de las viviendas suelen funcionar a través de mando a distancia o mediante un código que habrá que ir cambiando y que dependerá del teléfono móvil; no hay que obviar que las compañías que trabajan con estas cerraduras están trabajando en aumentar la seguridad. Cada vez más empresas y personas apuestan por este sistema eficaz y moderno.

¿Es fácil su instalación?

Las cerraduras electrónicas son muy fáciles de instalar, incluso el propio usuario podrá hacerlo sin necesidad de solicitar ayuda profesional. Sólo hará falta adquirir la cerradura y colocarla en apenas unos minutos, para lo que habrá que seguir simplemente las instrucciones de fabricación.

Es vital saber el tamaño del cilindro antes de comprarla, porque de lo contrario habrá que devolver la cerradura. Las cerraduras más modernas carecen además de cableado, lo que aligera la complejidad del proceso de instalación. Lo fundamental será la programación y la configuración una vez que la cerradura esté colocada; habrá que probar la cerradura con alguien en el interior. Se necesitará paciencia para completar la programación, aunque el proceso podrá completarse en menos de una hora; en caso de bloqueo del usuario, siempre habrá cerrajeros especializados en estas cerraduras.

La cerradura electrónica. Ventajas.

Instalarla es muy sencillo, pues bastarán unos minutos; eso sí, es importante saber proceder a la programación de esta cerradura para evitar problemas, porque de lo contrario habría que invertir dinero en llamar a profesionales. Si se saben usar los teléfonos inteligentes y los aparatos electrónicos en general, estamos ante la cerradura más adecuada sin duda.

La cerradura electrónica posee un sistema de autentificación que la hace ser de lo más seguro que hay en el mercado para proteger una vivienda o un negocio; es muy difícil piratear la cerradura, por lo que se trata de pasar a la modernidad muy fácilmente. Crear un nuevo código cada poco tiempo será ideal aumentar la seguridad, ya que dejar siempre el mismo será algo más peligroso.

Con esta cerradura no harán falta los duplicados de llaves, las cuales no harán falta para nada; bastará con llevar el teléfono inteligente encima para aplicar el código y poder entrar. El hecho de que no haya cerraduras también favorece que no haya que estar cambiando las cerraduras cada pocos años, lo que supondrá un ahorro económico a largo plazo.

¿Es la cerradura electrónica la cerradura del futuro?

Aunque quizá aún es pronto para aseverar, tal vez nos encontremos ante las cerraduras del futuro casi con toda seguridad, ya que se ajustarán a los hábitos de los usuarios, cada vez más habituados a completar apartados de sus vidas digitalmente. Cada vez más familias jóvenes están apostando por esta cerradura, ya que se amolda a sus costumbres cotidianas y le es más fácil de usar.

Tal vez con el tiempo la cerradura electrónica acabe convirtiéndose en mayoritaria; además, olvidar o extraviar las llaves es algo común, pero no lo es tanto perder el teléfono móvil, por lo que los problemas a la hora de abrir la puerta serán menores con estas cerraduras.